Adega Eidos, una pequeña gran bodega

IMG_1343

No podía dejar de aprovechar las vacaciones familiares en Galicia, para fomentar mi enochaladura y, de nuevo, arrastrar a los míos a visitar una bodega. En este caso, le pedí consejo a la dueña de la casa rural donde nos alojábamos, con un único requisito: que fuera una bodega pequeña. No lo dudó ni un segundo: Adega Eidos en Sanxenxo. Seré honesto: hasta ese momento, no sabía nada de ellos! Y sin embargo, acepté la recomendación de Ruth a la primera…y ahora puedo decir que no me arrepiento!

Empecemos por el principio: Adega Eidos nace en 2000, de la mano de Marcelo, un emigrante regresado de Argentina, que ya elaboraba vino tradicionalmente, en casa, para autoconsumo. En 2003, inauguran las nuevas instalaciones en Sanxenxo, en la subzona “Val do Salnés“, con unas vistas envidiables a la ría de Pontevedra. Al amparo de una ladera denominada Padriñán, donde incontables pequeñas plantaciones proporcionan sus uvas a la bodega. Apenas 1 hectárea y media en propiedad, el resto de la uva la compran a productores locales, 35 más o menos, que trabajan en exclusiva para ellos, y a los que dirigen en los criterios de cultivo y vendimia.
IMG_1346

A pesar del mal tiempo, ¿quién no querría trabajar aquí?

Así, producen entre 40.000 y 50.000 botellas al año. El clima y los suelos de la zona, graníticos y arenosos, proporcional a la uva albariño una óptima calidad. Criada en emparrado, para evitar las humedades (no lo olvidemos, estamos en Galicia), la albariño es una variedad muy frondosa, así que se realiza una primera selección de la uva durante la vendimia manual (no caben máquinas en las pequeñas parcelas, no hay otra forma de vendimiar aquí!).
Posteriormente, en la entrada en bodega, se realiza una segunda selección en mesa. Tras el despalillado, se maceran las uvas durante 12 horas, a una temperatura de unos 7ºC, para que la uva conserve mejor sus propiedades y aromas. Posteriormente, se realiza un prensado de baja presión en la prensa neumática. El desfangado se realiza por precipitación, reaprovechando el mosto con un filtro de vacío. La fermentación se realiza en una pequeña sala de depósitos de inoxidable, incluso aprovechando los primeros depósitos que Marcelo tenía en casa. Aquí realizan la fermentación alcohólica y, previo al embotellado, estabilizan el vino en frío (a -5ºC) y clarifican. Decía al principio que antes de la visita, no sabía nada de ellos, y creo que no soy el único, ya que exportan el 60% de su producción, fundamentalmente a USA, Reino Unido, China, Japón y Polonia.
Albariño casi a punto

Albariño casi a punto

Elaboran 3 vinos, monovarietales de Albariño, que se pueden catar en la visita a la bodega, bien solos, bien, como hicimos nosotros, combinando la cata con conservas gourmet, por un módico precio, que permite realzar y apreciar casi mejor las cualidades de sus vinos.
Todo listo para la cata

Todo listo para la cata

Eidos de Padriñán: 100% Albariño de viñas jóvenes. Es un vino muy personal, con aromas varietales a fruta blanca de hueso, pero con un toque salino muy presente.
Veigas de Padriñán: 100% Albariño, de viñas entre 40-50 años. Presenta los aromas más concentrados, fruta madura, hierba. En boca, buen cuerpo, redondo, buena acidez, equilibrado, rico en matices, sabroso.
Contraaparede: 100% Albariño de viñedos seleccionados de 70 años. Apenas 4.000 botellas de este vino, top de gama de la bodega. En Galicia, tradicionalmente se guardaba contra la pared (contra a parede) el mejor vino de cada casa, el de las ocasiones especiales, y este, desde luego, es con diferencia el mejor vino de Adegas Eidos. Con una elaboración muy peculiar, pues permanece 4 años de crianza sobre sus lías, con battonage periódicos, nos enamoró. Mientras Eidos o Veigas los puedes tomar incluso de aperitivo, aquí estamos ante un señor vino, que merece una buena compañía en la mesa. De un bonito color dorado, aromáticamente es una delicia, notas de panadería, fruta blanca muy madura, un toque especiado. En la boca, amplio, graso incluso. Surgen los sabores a la fruta blanca. El posgusto es muy largo, y agradable. Un VINAZO, así, en mayúsculas, que convertirá a cualquiera en un enamorado.
Contraaparede, el mejor vino de la bodega, con diferencia.

Contraaparede, el mejor vino de la bodega, con diferencia.

En definitiva, un gran proyecto en una bodega pequeña, una prueba más de que nuestros vinos blancos no tienen que envidiar a algunos extranjeros. Y nosotros, unos convencidos más de Adega Eidos y su proyecto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s